Tailandia

Mi experiencia en Elephant Nature Park

Visitamos el complejo de Elephant Nature Park en Chiang Mai el 14 de agosto del 2018, el día de mi cumpleaños. Desde hace tiempo tenía pensado pasar este día allí, lo que no supe es la sensación tan agridulce con la que me quedé

Familia de Elefantes

Tickets

Los tickets hay que comprarlos con mucha antelación, ya que hay un aforo diario y suele haber poca disponibilidad. Los compramos en la propia web https://www.elephantnaturepark.org/ , se paga un anticipo y el resto allí el día de la visita.

Tipos de visita

Hay varios tipos de visita en el parque, la más típica es pasar el día en el complejo dónde te dan de comer en un buffet vegetariano y está riquísimo!
También hay visita de medio día, trekking, voluntariados, e incluso el paquete de 2D 1N dónde puedes pernoctar en el complejo.

Traslado al Parque

Normalmente la propia organización te recoge sobre las 08:30 si te hospedas en el centro de Chiang Mai, sino puedes ir a sus oficinas qué se sitúan en el centro y salir desde allí. 
Aproximadamente se tarda en llegar 2 horas, durante el camino te ponen unos vídeos explicándote por qué se fundó el parque, cuál es su misión, y qué trabajos se desarrollan en él, además muestran los maltratos y torturas qué sufren los elefantes en Tailandia y países limítrofes.
La verdad qué son unos vídeos muy duros y no aptos para sensibles cómo yo, ya qué lo pasé realmente mal. 

Visita al parque 

Al llegar al parque me llamó la atención lo enorme qué es, está bastante cuidado, por otro lado vi multitud de gente, yo me imaginaba qué sería algo más privado.
Tiene diferentes plataformas con pasarelas para ir a los edificios principales. Hay una zona principal dónde se come y desde dónde salen las visitas.
Nuestro guía fue el mismo qué nos recogió en el hotel, estuvo con nosotros todo el tiempo. 

Nos llevó por el parque visitando a diferentes elefantes, cada uno con sus cuidadores, y nos iba contando la historia de cada uno, cómo fue rescatado, en qué condiciones se encontraba y su progreso. Aquí puedes sentir de verdad el impacto del daño qué han sufrido estos animales. 
Magullados, ciegos, cojos, con diferentes traumas, la visita se hizo difícil y más si eres sensible con los animales cómo es mi caso.

En algún momento te preguntas qué haces ahí, para mí fue una visita muy dura.

Paramos a comer, tuvimos una hora de descanso, pudimos ver también a los perros qué tienen en el complejo, los cuales puedes adoptar e incluso traértelos al país de origen. Hay un mapa enorme y muestran dónde se encuentran los perros qué han sido adoptados.

Después de comer fuimos a ver cómo se bañaban los elefantes, no los tocamos, ellos estaban junto a su cuidador, en algún momento tuve la sensación de qué si qué les obligan a hacer ciertas cosas y no tienen libertad absoluta. A fin de cuentas, todos los días llegarán unas 100 personas y eso les impacta.

Acabamos la visita, recorriendo el parque de nuevo, visitando a otros elefantes rescatados qué vivían en una manada más grande, junto a crías (también rescatadas) adoptadas por otras elefantas, traumatizadas por qué les arrebataron a la suya en el pasado.

Conclusión

Cómo conclusión he de decir qué la visita a este lugar me sembró de dudas, quiero pensar qué el dinero qué invertí en la visita 60€/pax ayuda a la supervivencia de estos elefantes ya que no pueden vivir en libertad. Pero por otro lado siento qué se hace negocio con ellos y se supera la capacidad diaria de visitas con fines lucrativos, yo misma pensaba qué no habría tanta gente. 
Por supuesto nunca os recomendaría visitar ningún parque de elefantes dónde te dejen subirte a ellos, bañarte con ellos o hagan espectáculos. En este parque se respeta al animal, aunque podría controlarse más el impacto qué les generan todas las visitas diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *