México

Mahahual y Bacalar son imprescindibles

Llegamos al final de nuestra ruta por México, dejamos Tulum y con ello el bullicio y camino al sur llegamos al verdadero paraíso.

Dia 11. Rumbo a Mahahual

Nos despertamos bien temprano, para ir a la parada de combi (camioneta), es el medio de transporte qué usan los locales, y la forma de viajar más barata en el Caribe Mexicano. Otra opción era ir en Autobús de la empresa ADO, pero sólo salían por la tarde rumbo Mahahual y lo descartamos.

Combi

Tomamos un Combi a las 6:00am en la parada que esta situada en la avenida principal de Tulum. Empiezan a pasar cada media hora rumbo al sur (aunque les hay hacia diferentes direcciones). No se reservan y se pagan en el momento. Son muy baratos.

Para llegar a Mahahual primero debíamos llegar a Felipe Carrillo a 1 hora de distancia, allí nos bajamos y fuimos a la estación de combis andando con unos lugareños muy amables que nos ayudaron y nos subimos a otro combi dirección Bacalar, pero nosotros nos paramos en Limones para ir dirección Mahahual. Este tramo nos llevo 45 minutos.

Combi dejándonos en Limones

Llegamos a Limones, el combi te deja justo enfrente de una pequeña terminal dónde sacas el ticket a Mahahual. Pasan cada hora y nos tocaba esperar 40 minutos, pudimos desayunar en el puesto de una señora que nos preparó unos bocadillos vegetarianos.

Esperando al bus

Llego el bus y pusimos finalmente rumbo a Mahahual, a 50 minutos de distancia.

En total el trayecto de Tulum – Felipe Carrillo (80 pesos), Felipe Carrillo – Limones (80 pesos), y Limones-Mahahual (100pesos) , nos costó 260 pesos por persona (unos 12 euros), y llegamos a Mahahual a las 11 am, tardamos unas 4 horas y media, la verdad que no se nos hizo pesado y mereció la pena hacerlo de esta manera.

Yo no encontré mucha información en internet cuándo quise hacer este trayecto por libre, así que si necesitáis más detalles no dudéis en preguntarme.

Veníamos de Tulum, lugar saturado, las expectativas eran muy fáciles de superar, pero lo hicieron y mucho.

Mahahual es un pequeño pueblo de pescadores, que poco a poco va llamando la atención de los turistas, sobretodo de cruceros ya que paran muchos a pasar el día en sus maravillosas playas. Dicen que es cómo Cancún hace 20 años.

La verdad que llegar no es tan fácil y eso se nota, y espero que así siga. Es un pueblo turístico, pero no tan explotado (aún).

Nos alojamos en un hotel que reservé en Airbnb, llamado Hotel México LindoNos costó 850 pesos la noche, está muy bien situado en la calle trasera a la playa justo en el centro del pueblo.

Hotel Mexico Lindo

El ambiente era muy “zen”, el agua de las playas es transparente, agua tranquila, no hay casi sargazo y si lo hay lo limpian a menudo. Chiringuitos de playa tranquilo, gente amable, vamos un paraíso!! Por el día hay más gente por los cruceros, por la tarde se relaja

Aprovechamos el día para estar en la playa y relajarnos, disfrutando del sol y de los pocos días que nos quedaban en el maravilloso México.

El pueblo tiene varias tiendas y restaurantes, y también centros de buceo, ya que se sitúa justo en frente de la segunda barrera de coral más grande del mundo, y la zona de Mahahual es un lugar perfecto, para iniciarse, o para bucear si ya tienes tu licencia.

A 35km mar adentro se encuentra el Banco Chinchorro, un atolón Reserva de la Biosfera y considerado un “edén” de vida marina en el Caribe Méxicano, con buques hundidos, refugios de animales amenazados, zona de pescadores que viven en palafitos sobre el mar, hogar de cocodrilos y aves.
Allí se puede bucear pero necesitas un par de días para llegar y hacer varias inmersiones.

Más cerca de Mahahual hay zonas de buceo, dónde hay tiburones, Mantas Rey e infinidad de peces.
También se puede hacer snorkel, hay varios tours por la zona.
Yo andaba mal esos días y decidimos reservar un tour privado a primera hora del día para hacer snorkel.

Me llamó mucho la atención la cantidad de advertencias sobre no contaminar al agua y no arrojar basuras al suelo. Bravo!

Sargazo

Día 12. Tour de Snorkel en Mahahual

Nos despertamos a las 7 am, y nos fuimos a hacer snorkel, casi no había salido el sol y nos íbamos al agua, menos mal que estaba calentita…

Amanecer en Mahahual

Contratamos la excursion con Libra Tours Snorkel Mahahual Fueron encantadores con nosotros, nos llevaron a lugares remotos y poco turísticos, hicieron snorkel con nosotros. Vimos tortugas, Mantas Rey enormes, muchos peces, y fuimos a buscar manatíes pero no los encontramos. La excursión nos costó 1000 pesos, y mereció la pena.

El resto del día estuvimos en la playa y dando paseos por el pueblo.
Compramos los tickets justo enfrente de nuestro hotel, para el día siguiente coger el autobús esta vez directo a Bacalar.

Atardecer en el muelle

Nos encantó el ambiente tranquilo y playero de ese pueblecito y recomendamos ir a todo el que visite México!

Dia 13. Rumbo a Bacalar

Salimos a las 8 de la mañana hacia Bacalar, el pueblo de la laguna de los siete colores, el trayecto es 1 hora y media, y el bus nos costó 120 pesos.

Cuándo llegamos el bus nos dejó en la carretera general y tuvimos que coger un taxi, hasta la laguna dónde estaba nuestro hotel. Nosotros nos quedamos una noche, pero aunque estuvieseis más os recomiendo quedaros en los hoteles al borde la laguna para ver el amanecer, ya que es un espectáculo, aparte de que hasta el centro del pueblo hay 5 minutos andando, las vistas merecen mucho la pena.

La laguna de los siete colores, se llama así debido a la cantidad de tonalidades de azul que puede tener la laguna dependiendo de la luz y la hora del día, es impresionante!

Hotelito el Paraiso

Nosotros nos quedamos en el Hotelito el Paraiso nos costó 1000 pesos la noche, esta al borde de la laguna, y tiene unas vistas impresionantes. Contacté con ellos por correo electrónico para hacer la reserva.

Sólo ibamos a estar un día y medio, y era nuestro último día en México.
Bacalar es un pequeño pueblecito, que está dentro de los pueblos mágicos, ya que está a orillas de una laguna de color azul turquesa, que es una maravilla. También hay 3 cenotes en el propio lago a los que se puede acceder.

Desde el hotel

Dentro de las actividades que se pueden hacer en la laguna, hay Kayak, barcos de Vela, motos de agua, pequeños barcos a motor, paddle sup… Normalmente la gente hace tours por el lago a ver el estrecho de los piratas, los cenotes, y otras zonas de la laguna.

Nosotros ese día nos fuimos a un hotel-restaurante famoso llamado Los Aluxes, donde desayunamos y pasamos la mañana. Es un pequeño embarcadero con tumbonas y columpios, la verdad que muy chulo. Tienes que consumir para estar, pero tampoco es muy caro.

En Bacalar no hay playas, sino balnearios, y te puedes bañar en la laguna.

Otro de los lugares que se visitan en Bacalar, es el fuerte de San Felipe. Construido para defender al pueblo del ataque de los piratas, desde ahí se tienen unas vistas muy bonitas de la laguna. Esta situado en el centro del pueblo.

El pueblo de Bacalar tiene mucho ambiente y restaurantes, tiene una plaza principal cuadrada y alrededor pórticos llenos de tiendas y restaurantes.

Fuimos a comer a un sitio que acaban de inaugurar muy curioso, porque era un restaurante de plátano cocinado con diferentes guarniciones. Yo seguía mala y no pude probarlo. Se llama Bananago.

Estuvimos descansando por la tarde en el hotel, y por la noche fuimos al pueblo a cenar a un restaurante vegano con muy buena pinta llamado Mango y Chile Nuestra última cena en México 🙁

Información de la laguna de Bacalar

Dia 14 Disfrutando de Bacalar y adiós a México.

Nos levantamos muy pronto para ver el espectáculo del amanecer en Bacalar. Increíble!

Amanecer en Bacalar

Después volvimos un rato a la cama y nos fuimos a comer un típico desayuno Méxicano. Necesitábamos coger energía, después alquilamos un Kayak para ir hasta el Canal de los Piratas.

Desayuno Mexicano

El alquiler de 1 hora son 200 pesos, lo cogimos justo al lado del hotel, ya que quedaba enfrente del canal de los Piratas. Remamos mucho y llegamos a los 20 minutos.

El lugar es de película aguas color turquesa, pudimos estar por allí un rato, hay un pequeño edificio en forma de barco abandonado, que iba a ser un bar, ahora sólo queda hormigón pintado de graffitis, rodeado de aguas cristalinas.

Pusimos rumbo de vuelta al hotel, para hacer el check out y buscar un taxi que nos llevara al puerto de Chetumal, (frontera con Belice) y coger un Barco a Belice.

El taxi nos costó 150 pesos, en el trayecto al puerto, pude reflexionar de lo maravilloso que es México, lo buena que es su gente y lo bien que nos lo habíamos pasado.

Cambiamos de país ahora toca BELICE!

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: